Equilibrio entre vida cotidiana y coronavirus



Mientras el número de nuevos contagios de COVID-19 ronda por debajo de diez casos diarios en Corea del Sur, entró en vigor en el país un sistema de respuesta flexibilizado a fin de dar a la población una mayor libertad para realizar sus actividades socioeconómicas y culturales, limitadas ante la pandemia mundial, pero manteniendo las pautas sanitarias básicas y atribuyendo a cada uno de los ciudadanos la tarea de velar responsablemente por su propia salud e higiene, así como por el bien colectivo. De este modo, la fuerte campaña de distanciamiento social impuesta por el Gobierno durante 45 días -desde el 22 de marzo hasta el 5 de mayo- fue suavizada el día 6 de mayo.


La relajación del distanciamiento social pretende encontrar un mayor equilibrio entre la vida cotidiana y la lucha contra el coronavirus. En otras palabras, significa intentar volver paulatinamente a la normalidad. Las instalaciones que permanecieron cerradas volverán a operar y podrán celebrarse reuniones o asambleas, siempre y cuando se respeten la distancia social y las pautas de higiene.


En concreto, las reglas básicas para esta etapa diseñadas por un comité mixto compuesto por autoridades gubernamentales, especialistas médico-sanitarios y representantes de la sociedad civil, son cinco: quedarse en casa al menos durante tres o cuatro días en caso de sentirse mal o presentar síntomas sospechosos, guardar la distancia recomendada con otras personas, lavarse las manos frecuentemente y taparse la boca con el brazo al toser, ventilar todo espacio cerrado al menos dos veces al día, y mantener proximidad emocional con seres queridos y amigos pese a la distancia física. Asimismo, las autoridades establecieron una serie de recomendaciones de higiene personal, como usar mascarillas, desinfectar regularmente ambientes y objetos de uso frecuente, y otorgar cuidados especiales a personas mayores de 65 años y grupos de alta vulnerabilidad.


En cuanto al control sanitario en colectivos, existe otro paquete de directrices, como designar a un responsable dentro de cada grupo comunitario, ya sea de carácter público o privado, para que se encargue de contactar a las autoridades en caso de detectar síntomas sospechosos, para atajar posibles contagios masivos.


El Gobierno enfatizó que, si bien es cierto que la pandemia se mantiene bajo control actualmente, eso no significa que haya finalizado, y que el esfuerzo de Corea para lograr la armonía entre la actividad diaria y la lucha contra el COVID-19 será exitoso, si el pueblo surcoreano continúa mostrando solidaridad y una elevada conciencia cívica.


Fuente: https://bit.ly/35JQlFc

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Grey Facebook Icon

Centro de Estudios Asiáticos

Universidad Autónoma de Nuevo León

e-School Program para América Latina de la Korea Foundation