La histórica cumbre intercoreana concluye con el compromiso de desnuclearizarse y terminar con la confrontación

April 27, 2018

 

La histórica cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha finalizado este viernes con llamamientos para la completa desnuclearización de la península coreana y un cese inmediato de todos los actos hostiles en el acuerdo firmado entre ambos lados, quizás el de mayor alcance en la historia entre las naciones divididas.

 

"Los dos líderes declararon solemnemente ante los 80 millones de coreanos y el mundo entero que no habrá más guerras en la península coreana y que una nueva era de paz ha comenzado", dijeron los dos líderes en una declaración conjunta firmada y emitida al final de su cumbre bilateral celebrada en el Área de Seguridad Conjunta (JSA, según sus siglas en inglés), dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ).

La cumbre de un día comenzó con una nota optimista, ya que los líderes prometieron esfuerzos para hacer un "buen progreso".

 

Kim le dijo a Moon, poco después de caminar sobre la Línea de Demarcación Militar (MDL) al lado surcoreano de Panmunjom, que no podía contener su emoción al encontrarse en un lugar tan histórico, añadiendo que fue muy conmovedor que el presidente surcoreano fuese a Panmunjom, hasta la MDL, para saludarle.

Kim es el primer líder norcoreano en pisar suelo surcoreano desde el final de la Guerra de Corea (1950-53). La reunión entre Moon y Kim supuso la tercera cumbre intercoreana, pero la primera en Corea del Sur.

 

 

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (dcha.), y el líder norcoreano, Kim Jong-un (izda.), se dan la mano después de que Kim cruzara la frontera intercoreana en el Área de Seguridad Conjunta de Panmunjom, el 27 de abril de 2018, para una reunión con Moon que supuso la tercera cumbre intercoreana.

 

La reunión entre Moon y Kim se produjo en medio de la descongelación de los lazos de este año, que siguió a las tensiones del año pasado entre las Coreas divididas. Ambas partes permanecen técnicamente en guerra, dado que la Guerra de Corea terminó con un armisticio, no con un tratado de paz.

 

Corea del Norte realizó casi una docena de pruebas de misiles después de que Moon asumiera el cargo en mayo de 2017, y realizó su sexta y más poderosa prueba nuclear en septiembre.

Poco antes de la cumbre del viernes, el gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte (WPK) declaró la congelación de todas sus actividades nucleares y de misiles, junto con el cierre del único sitio de pruebas nucleares conocido del Norte en Punggye-ri.

 

Este viernes, Kim reafirmó la decisión de detener las provocaciones militares cuando él y Moon acordaron detener todos los actos hostiles.

 

Corea del Sur y Corea del Norte acordaron cesar por completo todos los actos hostiles entre sí en todos los ámbitos, incluyendo tierra, aire y mar, que son fuente de tensión y conflicto militar, dijeron los líderes en su declaración conjunta.

 

También acordaron impulsar el desarme.

Corea del Sur y Corea del Norte acordaron llevar a cabo el desarme de forma gradual, a medida que se alivian las tensiones militares y se realiza un progreso sustancial en la construcción de la confianza militar, dijo la declaración. Los esfuerzos para reducir la tensión militar incluirán el final formal de la Guerra de Corea reemplazando el armisticio con un tratado de paz.

 

Durante este año, que marca el 65º aniversario del Armisticio, Corea del Sur y Corea del Norte acordaron buscar activamente reuniones trilaterales con las dos Coreas y EE. UU., o reuniones a cuatro bandas que involucren a las dos Coreas, EE. UU. y China, con miras a declarar el final de la guerra, convirtiendo el armisticio en un tratado de paz y estableciendo un régimen de paz permanente y sólido, dijo la declaración conjunta.

 

El líder norcoreano ya está listo para celebrar una cumbre bilateral con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo anteriormente que la primera cumbre entre su país y Corea del Norte probablemente tendrá lugar en mayo o a principios de junio.

 

 

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (dcha.), y el líder norcoreano, Kim Jong-un, posan ante la cámara, el 27 de abril de 2018, tras plantar un pino, en la aldea de la tregua de Panmunjom, un evento que simboliza su deseo por la paz y prosperidad en la península coreana.

 

 

 

Moon y Kim también llegaron a un acuerdo sobre una amplia gama de medidas destinadas a promover la paz y la reconciliación entre las Coreas divididas y su gente. Un diálogo de la Cruz Roja se llevará a cabo en un futuro cercano para discutir la reanudación de las reuniones entre las familias separadas por la división de los países.

 

Los países también establecerán una nueva oficina de enlace conjunta en la ciudad fronteriza de Kaesong de Corea del Norte, "para facilitar consultas estrechas entre las autoridades, así como para allanar los intercambios y la cooperación entre los pueblos".

 

La declaración conjunta de los líderes dijo que Corea del Sur y Corea del Norte volverán a conectar las "relaciones de sangre" del pueblo y llevarán al futuro la prosperidad conjunta y la unificación liderada por los coreanos facilitando el avance integral y pionero en las relaciones intercoreanas.

 

En una conferencia de prensa conjunta, Moon dijo que la declaración conjunta era un acuerdo importante que ayudará a finalizar formalmente la Guerra de Corea y a desnuclearizar la península coreana.

Hoy, Kim y Moon afirmaron que lograr una península coreana sin armas nucleares mediante una completa desnuclearización es su objetivo mutuo, dijo Moon en la conferencia de prensa televisada a nivel nacional, indicando claramente que el Sur y el Norte cooperarán más estrechamente para lograr dicho objetivo.

 

Kim, presidente de la comisión de asuntos de Estado del Norte, prometió esfuerzos para implementar el acuerdo, junto con los alcanzados en las anteriores cumbres intercoreanas.

Kim dijo que trabajarán para garantizar sin falta que el acuerdo tenga buenos resultados a través de una estrecha comunicación entre ambos países, de modo que no se repita el fracaso en la implementación de los acuerdos alcanzados en las pasadas cumbres intercoreanas, dijo el líder norcoreano.

 

 

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (2º por la dcha.), y su esposa, Kim Jung-sook (dcha.), hacen un brindis con el líder norcoreano, Kim Jong-un (2º por la izq.), y su esposa, Ri Sol-ju, durante una cena de bienvenida celebrada, el 27 de abril del 2018, en la Casa de la Paz, situada en el lado sur de la aldea del armisticio intercoreana de Panmunjom, en la Zona Desmilitarizada.

 

 

Moon y Kim se encontraron nuevamente más tarde en una cena de bienvenida ofrecida por el presidente surcoreano, quien en su discurso de apertura dijo que hay un viejo dicho en el Norte que dice que incluso un largo viaje puede parecer corto cuando se está acompañado por un buen compañero, añadiendo que ahora él y Kim se han convertido en los mejores compañeros para un viaje, y que el camino hacia la paz, la prosperidad y la unificación se acercará si corren mano a mano.

 

Kim señaló la importancia de las discusiones frecuentes y francas, diciendo que se reunirá con Moon con frecuencia en cualquier lugar y sin ninguna formalidad, ya que hoy acordaron buscar y debatir sobre el camino que deben recorrer, que pueden superar cualquier desafío si unen sus mentes y sus fuerzas, y que desea demostrar y probar ese hecho.

 

El líder norcoreano invitó anteriormente a Moon a su país para lo que sería una cuarta cumbre intercoreana. Moon acordó visitar Pyongyang en otoño.

Para su primera cena juntos, los dos líderes se unieron a sus esposas y a otros 60 funcionarios y personas de ambos países.

 

La esposa de Kim, Ri Sol-ju, y la esposa de Moon, Kim Jung-sook, también sostuvieron una breve reunión antes del comienzo de la cena en Panmunjom, marcando la primera reunión de primeras damas de las Coreas divididas en la historia. Kim y su esposa regresaron a casa después de la cena.

 

 

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (dcha.), y el líder norcoreano, Kim Jong-un, celebraron una conferencia de prensa conjunta sobre el resultado de su cumbre bilateral celebrada en el Área de Seguridad Conjunta (JSA), dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ) el 27 de abril de 2018.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: https://goo.gl/k3pmn3

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags